fundacion casa medina sidonia sanlucar de  barrameda cadiz
fundacion casa medina sidonia sanlucar de  barrameda cadiz  
   
Está usted aquí » Actividades > Actividades 2009
   
     
 

Jornadas de difusión del patrimonio de la Fundación Casa Medina Sidonia

La dignidad como instrumento de libertad.

     Unos meses antes de su muerte, Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, redactó un ensayo, que dividió en 3 libros, uno de ellos editado con el nombre “De la Necesidad del Conocimiento”, en el nos dibuja un panorama del mundo, cuyos efectos devienen de unas causas, que solamente la Historia nos puede mostrar o enseñar. Para entender este mundo y la lógica sobre la cual está asentado hace falta este conocimiento necesario, que guié al hombre en su reflexión ética y moral, solamente así los males que aquejan a la Humanidad pueden ser, si no eliminados, sí contrarrestados.

     Comienzo esta presentación con esta reflexión, entre otras razones porque considero que sólo hay transformación de la historia, si uno accede al objeto de su análisis con rigor, y señalando los fundamentos esenciales que dieron origen a determinados actos, palabras y sentimientos, vertidos, expresados y sentidos por los sujetos, agentes a su vez de su propia historia personal, pero que no podemos extraer de la historia general.

     Y eso es lo que pretendemos hacer con esta Retrospectiva Fotográfica, dedicada a una mujer, que fue e hizo Historia, pero que sigue siendo una gran desconocida para la mayoría de las personas, en especial para los jóvenes, sobre todo aquéllos que nacieron en Democracia, y que por fortuna no padecieron las intransigencias de un sistema dictatorial, que durante décadas se instaló en la identidad de un pueblo, sofocando cualquier intento de libre pensamiento. Isabel Álvarez de Toledo, no fue la única que se opuso a este régimen insensato, pero sí fue una de las voces más contundentes que en un momento determinado se alzaron contra la opresión obrera, las injusticias sociales y la libertad de expresión. Su coherencia de pensamiento y vida, su honestidad frente a sí misma y a los demás, y su férrea voluntad de entregarse a las causas que consideraba justas, hicieron de ella un símbolo, que con el pasar de los tiempos se fue diluyendo en una vaga subjetividad, proyectada hacia su persona por una historia que nada o poco tenía que ver con esta verdad objetiva, tan necesaria a la hora de verter cualquier opinión y que se convierte en categoría esencial a la hora de cualquier análisis.

     Ha transcurrido un año y cinco meses, desde que un cáncer de pulmón hiciera que perdiera su batalla por la vida. Luchadora hasta el final, supo ser ejemplo para todos aquéllos que la acompañaron en los últimos momentos de su existir. No quiso dejar este mundo sin expresar lo que sentía, no aludiendo jamás a su enfermedad. Sus últimas reflexiones versaron sobre el devenir del mundo y el actuar político, que no se ajustaba a lo que ella creía conforme a las reglas del juego democrático. Dejó varios ensayos sin terminar y muchos proyectos con respecto a su Fundación, que ahora han de ser concluidos, haciendo otros realidad sus sueños y deseos. Fiel a sí misma en todo momento, no quiso compasión de nadie, enfrentándose con esta ironía que la caracterizaba a su final, alentando a los demás a seguir continuando con los trabajos empezados, mientras ella aceptaba con integridad lo inevitable.

 

 

 

 

 

 

 

 

fundacion casa medina sidonia sanlucar de  barrameda cadiz

 

 

 

     Si en algo podemos resumir esta vida es en el título que le hemos dado a esta exposición: La Dignidad como Instrumento de Libertad. Esta vida que ahora nosotros intentamos plasmar en esta retrospectiva fotográfica, evidenciando una historia, su historia, que nos irá descubriendo parcelas de una vida que fue intensa y que nos permitirá descubrir su dimensión existencial. Dentro de este paisaje vivivencial, conceptos como la ética, honestidad, valentía y verdad, son los pilares en torno a los cuales giró toda su existencia, erigiéndose en sujeto activo de todas sus decisiones, aunque ellas no siempre se ajustasen a lo que otros entendieron por política y socialmente correctas.

     Con esta exposición trataremos de hacer una primera aproximación a una personalidad que fue única y singular, en la cual se podrá observar actos y actitudes que comienzan y se desarrollan en un periodo determinado de la historia de este país: el franquismo. Es la historia de un tiempo, de un momento, de un individuo, que queda inserto en su propia historia del ser y estar en el mundo, recibiendo especial atención todo aquello que tiene que ver con su proyección pública, ya que insertarla en el reducto de lo privado sería anacrónico en su caso, pues siempre huyó de este concepto, por considerar que lo uno no puede ser disociado de lo otro, en cuanto a que la ética y la verdad deben estar instalados en la identidad del sujeto, independientemente de donde él esté ubicado.

A lo largo de la exposición también se pondrá de manifiesto su relación con su incesante búsqueda de la verdad, con sus creencias más profundas; con su modo y manera de relacionarse con el entorno más cercano, con sus semejantes, con el poder y con su propia obra, deviniendo todo ello en un valor positivo, que ella siempre cuidó de considerar como valor supremo, ligado a una ética puesta al servicio de los demás y de unos ideales que han de ser analizados desde una vertiente que no parta de paradigmas establecidos, y que se convierten en tópicos y leyendas que no hacen más que desfigurar lo que es, o fue esencialmente verdadero.

     El análisis que podemos establecer a partir de estas imágenes nos llevará a una serie de consideraciones que para nada pretenden ser definitivas, pues queda mucho por mostrar. Estamos en los albores de esta hermenéutica necesaria, que solamente con el tiempo y a través de una serie de estudios, permitirán reconstruir al individuo en sus singularidades, acercándonos al preciso sentido que dio a sus acciones. Por tanto, estamos iniciando un punto de partida, el cual hará su camino, solamente en este sentido debe comprenderse este “sacar a la luz”, situado en un marco histórico que cobrará vida si sabemos conectarlo a las realidades de cada momento, a los instantes precisos en que los hechos se generaron; a unas categorías éticas y morales que no pueden ser desligados de las personas. La suma de todo ello nos dará un cuadro de su existencia y un modelo de conducción coherente de vida.

Liliane Mª Dahlmann.
Presidenta.

 
 
 
programa difusion literatura puertas abiertas palacio fundacion casa medina sidonia sanlucar barrameda cadiz  
 
fundacion casa medina sidonia palacio guzmanes sanlucar barrameda